Buscar





Misión del Protocolo de Tikal observó elecciones en la comarca indígena Ngäbe-Buglé

Fecha: (10/19/2015 2:48:50 PM)

Ilustración (450).jpg

Comarca Ngäbe – Buglé, Panamá. El 18 de octubre la comarca indígena panameña Ngäbe – Buglé, conformada por las regiones de Nö Kribo (Bocas del Toro), Nidrini (Chiriquí) y Kadrini (Veraguas), eligió a las personas delegadas de corregimientos para el Congreso General, los tres congresos regionales y nueve congresos locales. Para tal fin, fueron habilitados/as 128 737 electores/as, 318 centros de votación y 431 mesas electorales.

undefined

En atención a la invitación del Tribunal Electoral de Panamá (TE), se conformó una misión de observación del Protocolo de Tikal con magistrados/as y funcionarios/as de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Puerto Rico y República Dominicana. A ellos se unieron Salvador Romero y Mónica Barrantes, director y consultora especializada de su Secretaría Ejecutiva, el Centro de Asesoría y Promoción Electoral (IIDH/CAPEL).

A lo largo de cuatro días, las y los observadores internacionales recibieron abundante información por parte del TE. El día de la elección visitaron los centros de votación para observar su apertura y el desarrollo de los comicios a lo largo de tres rutas situadas en Alto Caballero, Hato Chamí y Soloy, en la provincia de Chiriquí. Por la noche, en su sesión de evaluación relevaron el buen funcionamiento logístico y organizativo evidenciado durante la jornada, gracias a las capacidades de las personas miembros de juntas o mesas de votación. Asimismo, destacaron entusiastamente la participación de las personas promotoras electorales así como de un importante porcentaje de mujeres como miembros de mesa, hechos que atribuyeron a la buena instrucción e incentivos brindados por el Tribunal.

Respecto de la abstención registrada, la misión concluyó que la responsabilidad no era atribuible al TE, dado que este cumplió con sus funciones legales, y estimó que fue consecuencia de factores geográficos, económicos y culturales en el contexto de un proceso joven y con desafíos culturales interesantes.

Por último, le agradeció al TE por haber considerado muchas de las recomendaciones formuladas por el Protocolo de Tikal para las elecciones comarcales del 2010, entre ellas recurrir a los cuerpos de seguridad tradicional (Buko Days) y procurar que las y los miembros de mesa hablaran los tres idiomas predominantes en la comarca.

Esta misión de observación electoral fue histórica para la comunidad Ngäbe Buglé, en primer lugar, y también para Panamá. Asimismo, los comicios tienen un importante significado para los organismos electorales de otros países que, por la composición de su población, podrían tener que asumir retos similares en el futuro.

Galería de fotos