Buscar





No discriminación

Erradicar la discriminación implica establecer condiciones de igualdad para todas las personas sin diferencias de ningún tipo, reconociéndoles y garantizándoles los mismos derechos y oportunidades.

Lo anterior demanda llevar a cabo, entre otras muchas acciones, medidas de acción afirmativa que favorezcan a las personas y las colectividades excluidas para propiciar actuaciones políticas, legales, educativas, económicas, etc. que configuren una tendencia hacia la eliminación de patrones y prácticas discriminatorias.

Para el IIDH, los principios de igualdad y no discriminación implican no solo el respeto a las diferencias, sino que las diversidades sean reconocidas y acogidas como tales en los sistemas democráticos.